Ruta Pacífica de las Mujeres - movimiento feminista ¡Las mujeres no parimos hijos e hijas para la guerra!

Bogotá, Colombia

Teléfono: (571) 716 9947

Celular: 313 333 7959

Dirección: Carrera 53 # 59-85 Barrio Quirinal

comunicaciones@rutapacifica.org.co

 

1891176 faceb twitter

Usted está aquí:Agenda de Paz»Movilizaciones»Movilización 2015
Miércoles, 25 Noviembre 2015 20:24

Movilización 2015

Cauca

 

Noviembre 25 de 2015.

Lugar: Popayán.

Participamos: 7.000 mujeres.

 

 


 

LAS MUJERES PAZHAREMOS REFRENDANDO LA PAZ

MOVILIZACIÓN NACIONAL

CAUCA, 25 DE NOVIEMBRE DE 2015

 

Las 7000 mujeres reunidas hoy en esta movilización nacional por la paz, nos hemos convocado a partir de nuestras múltiples diversidades étnicas, regionales, culturales, políticas, sexuales y religiosas, para apoyar la firma del acuerdo que ponga fin al conflicto armado  y a la construcción de la paz como la máxima prioridad del país.  Una paz que nos conduzca al fin de la guerra y a una verdadera justicia social, una paz incluyente de las propuestas de las mujeres, una paz que garantice nuestra permanencia en los territorios en condiciones dignas.

 

Nos hemos convocado en este hermoso Cauca, porque aquí, la constante movilización, la resistencia social y pacífica, la persistencia, la sensatez, la confianza, los lazos amorosos y solidarios, han sido los hilos con los que hemos tejido el rechazo a la guerra, a la militarización de la vida y de los territorios de nuestro país, Colombia.

 

Organizamos esta movilización porque las mujeres tenemos la autoridad ética y política de continuar afirmando que la paz hoy es posible, porque en medio de la guerra y durante muchos años, hemos sido constructoras de paz. Las mujeres hemos recurrido a las energías y propuestas renovadoras de lo femenino para rescatar lo mejor de nuestra humanidad. Con la capacidad creativa y la acción de muchas mujeres esparcidas por toda Colombia, perseveramos en el sueño de la paz que ha querido romper la guerra.

 

Sabemos que la Paz no pasa exclusivamente por el fin del conflicto armado, pero sabemos también que los derechos de las mujeres se podrán desarrollar y alcanzar de manera más  efectiva sin confrontación armada y en franca lucha por desmilitarizar la vida civil, cultural, social, comunitaria y todos los territorios.

 

Entonces, Hoy queremos, una vez más:

 

  1. Evidenciar la fuerza política de las mujeres colombianas en la construcción de la Paz: Participar en los procesos de negociación y construcción de la paz es nuestro derecho, no solo reconocido por la Ley y Tratados internacionales como la Resolución 1325, sino también un derecho ganado día a día con nuestras propuestas, trabajo y compromiso para minimizar los efectos de la confrontación armada. Hoy ponemos nuestras agendas de paz, nuestras propuestas de verdad y memoria, nuestros planes de vida, nuestro incansable tejido de búsquedas y convergencias, en el escenario político nacional y regional para contribuir con un país digno y en paz.

 

  1. Respaldar y proteger la firma de los acuerdos con las FARC y promover la instalación de una mesa de negociación con el ELN: Reafirmamos que es responsabilidad histórica de todas y todos poner fin a esta guerra que se ha llevado lo mejor de nuestra condición humana,  ha generado mucho sufrimiento y cada vez un número mayor de víctimas. Reiteramos que la negociación política con las insurgencias es el único camino cierto para poner fin a tanto dolor. Por ello cobijamos y rodeamos el actual proceso con las FARC y promoveremos la instalación de una mesa con el ELN para que la política y la palabra estén al servicio de la paz y no de la guerra.

 

  1. Ambientar la participación de la sociedad en la refrendación que se derive del proceso de paz: Refrendamos políticamente el proceso de paz e invitamos a la sociedad colombiana a que se sume de manera masiva a este camino de la refrendación, para poner fin de manera contundente a la guerra.

 

  1. Exigir la participación de las mujeres en la implementación de los acuerdos derivados de la negociación: Las mujeres participaremos y nos abriremos paso en la implementación de los acuerdos derivados de la negociación con las insurgencias y de los múltiples acuerdos surgidos de las luchas de las organizaciones sociales, seremos parte de la reconstrucción de los territorios desde un enfoque incluyente del buen vivir, porque Sin la participación de las mujeres en estos escenarios locales y regionales, la paz y la democracia seguirán incompletas.

 

Llamamos a cada colombiana, a cada colombiano, a las familias, a las organizaciones sociales y comunitarias para que respaldemos y votemos masivamente por la paz. Llamamos a que el camino de la esperanza y construcción de un país sin guerra y con mayores posibilidades de vida digna, participación y democracia nos los ganemos con movilización, propuestas, e iniciativas por una paz justa y diversa. Nos merecemos un país que pueda desarrollarse, reconstruirse, y mirar el pasado con visión crítica, ésta será la garantía suprema de dejar a las nuevas generaciones un país capaz de renovarse y avanzar.

 

Hoy, con lágrimas trenzadas y urdidas con hilos de color esperanza, afirmamos nuestro compromiso de proteger y trabajar más y mejor por la paz. En este camino trazado Refrendamos y legitimamos la paz; nos seguiremos apoyando en el conjuro, el ritual, el simbolismo,  la poesía,  la música, el plantón, la movilización social, y la palabra que nos compromete y en el indeclinable ejercicio de una política que privilegia el bien colectivo  y a las mujeres campesinas, indígenas, afrodescendientes y urbanas como sujetas protagonistas de su historia.

 

Ni Guerra que nos mate, ni Paz que nos oprima!!!

Popayán- Cauca,  Noviembre 25 de 2015

Visto 895 veces